¿Cómo integro un nuevo gatito a mi hogar si ya tengo uno en casa?


Los gatos son seres muy protocolares y la correcta relación con los demás, ya sea humanos o gatos, depende de cómo les presentemos el mundo y qué alternativas puedan tener en caso de estar en desacuerdo con nuestras decisiones.

Primero, asegúrate que tu gato tenga sitios donde poder “espiar” al nuevo integrante de manera que se sienta cómodo, seguro y poderoso. No puedes traer a casa otro ser que lo haga sentir que es menos importante, recuerda que él llegó primero. Antes de traer a otro integrante, asegúrate de crear repisas donde pueda subir para poder estar solo cuando quiera y pueda mirar hacia abajo, sin que le ocupen este espacio. Si a tu gato no le gustan las alturas, crea cuevas donde pueda sentirse seguro. No se te ocurra cambiarle su alimento de siempre justo en este momento, ni mucho menos la marca de arena. Es importantísimo mantener las rutinas en la medida de lo posible.

Una vez que tienes todo listo, el día que vayas por tu nuevo gatito lava muy bien la jaula de transporte, ponle una manta nueva (por ningún motivo de tu gato) y parte en su búsqueda.

Al llegar a la casa, el nuevo integrante debe quedarse en una habitación aislado la primera semana. Al llegar déjalo en su jaula de transporte en esta habitación y permite que tu gato dueño de casa explore el entorno contigo presente. Aliméntalo y acarícialo para fortalecer su confianza. Puede bufar, mostrar la panza o no saber si hacer lo uno o lo otro… dale tiempo.

Cuando las cosas se hayan calmado un poco saca a tu gato de la habitación y deja al nuevo integrante salir con tranquilidad, acarícialo, aliméntalo y observa si desea salir o no de su jaula. No lo fuerces, a lo más, tómalo en brazos y dale confianza, si no lo desea,  sigue manteniéndolo dentro de la jaula con la puerta abierta.
Para irte de la habitación, pon la jaulita en un rincón, deja su agua y comida a un lado, la caja de arena al otro lado y si es un gatito pequeño, no olvides dejarlo bien abrigado si el clima está fresco.

Cada día debes intercambiar mantas con sus olores, de tal manera que uno se acostumbre al otro a través del olfato, puedes complementar con productos como Feliway. El día en que vayamos a juntarlos será muy importante que cada uno tenga su plato de comida, de agua y su caja de arena para que no sean motivo de más estrés para ellos, y siempre contigo presente hasta que veas que se han aceptado.

Siguiendo estas pautas, será sólo cuestión de tiempo el que la amistad entre los felinos empiece a surgir. La clave es ser pacientes y esperar a que ambos marquen sus pautas relacionales y empiecen su nueva vida conjunta.

Más info en:
http://www.hillspet.es/es-es/cat-adult/introducing-a-new-cat-to-current-pets.html

Y videos orientativos: