Ha comenzado la “temporada de celo”


¿Han notado que no todo el año ven gatitos pequeños? Intentaremos explicar muy simplemente por qué y además, qué podemos hacer para evitar las gestaciones no deseadas. En nuestro hemisferio sur, los días comienzan a hacerse más largos a partir del 21 de junio, fecha en la que comienza oficialmente el invierno. Es el momento clave para que muchas especies comiencen a preparar su fisiología para que sus crías nazcan en primavera, época de mejores temperaturas y abundancia de alimento.

Las gatas, al recibir más luz en sus retinas a medida que se alargan los días, saben que es momento de comenzar a buscar pareja y parte lo que llamamos oficialmente la “TEMPORADA DE CELO”. En este tiempo las hembras son receptivas y comienzan a emitir sonidos y olores especiales y escapan de sus casas para responder al llamado de la naturaleza.

Las hembras son capaces de soportar una gestación a partir de los 4 meses de edad, por lo que si adoptaste una pequeña hace dos meses… ¡CUIDADO!, no te confíes, porque entrará en celo en cualquier minuto, aunque la veas pequeña.

Los machos, por su parte, si bien no muestran tan jóvenes la capacidad de cruza, se interesan en los sonidos, olores y experiencias y es el motivo por el cual, tantos de ellos se extravían, son atropellados o comienzan a vagabundear por los techos, pues es la naturaleza que los está llamando. A partir de los 5 meses, comienzan a interesarse en el mundo exterior, por lo que si aún no lo has esterilizado ¡apresúrate!, estás apostando contra el tiempo y tu gatito podría perderse.

Si aún crees que lo anterior no importa, que “es su naturaleza” y que los gatitos que nacerán vienen al mundo “porque así es la vida”, piensa en tu gato y en todas las enfermedades de transmisión sexual que puede contraer. En cada episodio, pelea con varios gatos y se cruza con cada uno de ellos, por lo que el riesgo de que contraiga el llamado “SIDA FELINO” (FIV) o “LEUCEMIA FELINA” (FelV) aumenta. Estas enfermedades disminuyen las expectativas de vida de tu gato, pueden ser contagiosas para otros gatos y mortales para el tuyo. De hecho, los retrovirus son la causa de mortalidad número uno en gatos en Chile, dentro de las causas no traumáticas.

Por último, menos importante desde el punto de vista de la salud de tu gato, pero sumamente molesto para nosotros los humanos, es el tema del marcaje. Los machos no esterilizados le hacen saber a las hembras que están listos para reproducirse y anuncian por toda la casa que es tiempo y que están dispuestos: orinan en superficies verticales pequeñas gotas de olor muy concentrado. No le hace daño a nadie, pero indica a otros machos y a otras hembras, que tu casa es territorio apto para reproducción. Si se arma la fiesta sobre tu tejado ¡no nos digas que no te lo advertimos!

Ahora que estás medianamente informado, que te reconoces como un dueño responsable y que amas a tu gato, ya lo sabes: ESTERILIZA ANTES DE LOS 4 MESES DE EDAD. Tu gato, tus vecinos y tu ciudad te lo agradecerán.

Dra. Vanesa Triviño
MV especialista en Medicina Felina
Universidad de Chile